Casetas de Madera a medida y en kit

Las casetas de madera, concebidas tradicionalmente como espacios de almacenamiento, brindan un sinfín de posibilidades. Disponer de este complemento permite contar con un ambiente extra y multifuncional que no agota su potencialidad como depósito, sino, por el contrario, ofrece numerosos usos. Así, “una caseta de madera instalada en el jardín o la terraza puede convertirse en un sitio de trabajo o estudio, una habitación para huéspedes, un gimnasio, una biblioteca, un taller de arte o un salón de juegos“. Cada persona o familia puede escoger el modelo de caseta que mejor se adapta a su necesidad, gusto y conveniencia, optando desde el ejemplar más sencillo y económico hasta aquel mejor equipado y de mayor confort. Un proyecto que propone tantas ideas, alternativas y prestaciones es campo fértil para dejar volar la imaginación.

Casetas de madera

¿Por dónde comenzar?

En primer lugar es fundamental definir el uso que le daremos a la caseta. Si se trata del espacio donde guardaremos las herramientas de jardín o almacenaremos otro tipo de objetos, una estructura modesta y de pequeño tamaño será suficiente para satisfacer este objetivo. Es importante tener en cuenta en este caso la ubicación de las ventanas, ya que debemos asegurarnos de dejar paredes libres donde instalar estanterías. Si, por el contrario, la caseta de madera se diseña para cumplir la función de un espacio habitable donde desarrollar diversas actividades, hemos de considerar no solo su volumen, sino, además, la calidad de la materia prima que garantice el factor estético y el aislamiento térmico adecuado, como así también ocuparnos de instalar aberturas que permitan el paso de luz natural.

Consejos para la elección de materiales

Respecto a la estructura de nuestra caseta, la madera no es la única opción, aunque sí la más conveniente por diversos motivos. Si bien últimamente es bastante común el uso de estructuras prefabricadas de chapa, esta alternativa presenta serias desventajas. La dificultad de adaptarlas a las dimensiones deseadas es una de ellas, pero, además, requieren de un completo revestimiento exterior para lograr el aislamiento necesario y, no es un detalle menor, para conferirles un aspecto agradable.

Nosotros lógicamente recomendamos el uso de la madera para la construcción de casetas de jardín. Es el material ideal por la facilidad, conveniencia económica y rapidez en su instalación y por la durabilidad, protección, resistencia y belleza que nos ofrece. En cuanto al revestimiento exterior es también aconsejable utilizar madera o, en su defecto, imitaciones sintéticas. Respecto del suelo interior, aquellos de PVC que emulan la madera presentan beneficios por la sencillez de su instalación, sus bajos costes y por la casi nula demanda de mantenimiento. Por supuesto en Pergomadera disponemos de todo tipo de materiales para desarrollar desde la caseta más sencilla hasta una casa a medida con las mayores comodidades para el jardín.

Caseta de madera

Construcción de casetas de madera, ¿contratamos a un experto o la fabricamos nosotros mismos?

Esta decisión depende del modelo, el tamaño y la calidad de la caseta, así como del tipo de instalaciones presentes en la construcción deseada.

Cuándo contratar a un especialista

Podemos decir que si se trata de una estructura similar a una casa, con conexiones eléctricas, saneamiento y fontanería es necesario contratar especialistas en este tipo de trabajos y profesionales idóneos en montajes de madera. Diseñar y edificar este estilo de estructuras exteriores es una tarea compleja y difícilmente logremos el resultado esperado si decidimos hacerlas nosotros mismos, sin contar con los conocimientos y la experiencia adecuados.

En estos casos la mejor opción es solicitar los servicios de los expertos en la materia,  evitaremos errores que requerirían de eventuales arreglos en el futuro.

Más fotografías de casetas de madera en nuestro apartado dedicado a la construcción de casetas de madera a medida.

Casetas de madera a media

Con nuestras propias manos

Claro que sí podemos, en otros casos, montar nosotros mismos una hermosa caseta de jardín. Cuando se trata de estructuras más simples y accesibles es muy placentero dedicar nuestro tiempo y habilidad a esta tarea. Si el modelo escogido es de tamaño entre pequeño y mediano- de 5 m2 a 30 m2, aproximadamente- una excelente alternativa consiste en adquirir un kit de caseta de madera como las de nuestro proveedor Palmako. (Podemos enviársela para que la monte usted mismo o encargarnos nosotros directamente del montaje con el ahorro en tiempo y preocupaciones que supone). Estos equipos para armar la caseta de madera en sencillos pasos es un buen recurso para quienes se consideren manitas en el trabajo de la madera; con el kit se evita la realización de múltiples cortes, ya que las maderas son presentadas en el tamaño adecuado, y requiere de pocos empalmes.

Si decidimos prescindir de este práctico juego y partir de cero, seguramente dispondremos de mayores opciones de diseño, aunque no resultará tan conveniente en cuanto al precio y al tiempo invertido, en estos casos siempre recomendamos la construcción de una caseta de madera a medida por profesionales en la construcción con madera y carpintería de exterior.

Precauciones

En cualquier caso es imprescindible respetar algunas premisas básicas de construcción, tales como preparar una perfecta solera, impermeabilizar los pilares en contacto con el suelo y dotarlos de un buen anclaje.

Existen tantas casetas de jardín como posibilidades de convertirlas en un espacio único, capaz de brindar múltiples funciones. Puede tratarse de una construcción de noble rusticidad o de un ambiente muy acogedor en el que abundan las comodidades propias de una edificación tradicional. Es factible concebirlas como un proyecto creativo personal o acudir a la ayuda de manos expertas para montarlas. Como sea, estas atractivas estructuras de exterior garantizan largos años de disfrute en conexión con la naturaleza.