Cómo construir una pérgola de madera paso a paso

Cómo hacer una pérgola de madera

Montar una pérgola de madera no es especialmente complicado si se cuenta con las herramientas adecuadas, se tienen conocimientos de bricolaje y carpintería, y sabemos los principios básicos a tener en cuenta. No se puede decir lo mismo con la construcción de un porche, un cenador o una caseta  de madera, en estos otros 3 casos, siempre recomendaremos la contratación de un profesional porque no tienen una construcción fácil y los detalles son verdaderamente importantes para asegurar la estabilidad de las estructuras.

Pergolas de madera

Volviendo al tema de Cómo construir una pérgola de madera paso a paso, vamos a preparar una resumida reseña de lo que se necesita y los pasos a seguir.

Recomendaciones sobre el diseño de una pérgola

Como se puede observar en nuestro catálogo de pérgolas, se consiguen aspectos diferentes dependiendo de si el corte es oblicuo o en perpendicular a la pieza. Con los cortes en bisel  y travesaños apoyados sobre las vigas de carga se consiguen pérgolas de aspecto rústico, mientras que con los cortes a 90º lo que se obtiene es una pérgola de aspecto moderno.

Materiales necesarios para la construcción de una pérgola:

  • Madera empleada en la construcción de pérgolas:

Desde Pergomadera siempre recomendamos la construcción de todas las estructuras con grandes luces en madera laminada de abeto o de pino. Es una madera seleccionada y producida en fábrica con la que se consiguen secciones homogéneas y de una resistencia normalizada. Presentan muy buen comportamiento frente a revirados de fibra, cosa que no ocurre cuando se utiliza madera aserrada de grandes dimensiones.

Para una pérgola lo habitual es utilizar secciones de 14cmx14cm para pilares y vigas principales y secciones de 7cmx14 cm para travesaños y vigas de carga situadas en la pared de la vivienda.

Estas secciones pueden variar si bien las que acabamos de comentar son las más habituales para conseguir la estética y resistencia de las pérgolas que se pueden ver en nuestra web.

Secciones de madera para pérgolas

  • Tornillos para las uniones (o herrajes metálicos en su caso)

Lo más habitual a la hora de construir una pérgola es utilizar grandes tornillos de madera para efectuar  las uniones de travesaños, vigas y pilares (pies derechos). Esta forma de construcción es relativamente sencilla y da muy buen resultado tanto en resistencia de la estructura como desde un punto de vista estético, ya que prácticamente no se aprecian las uniones.

Tornillos para pérgolas - Tornillo grandes dimensiones

En el caso de una pérgola con las secciones anteriormente descritas la tornillería recomendada para las uniones entre piezas de madera es de 30cm, de este modo se atraviesa sin mayor dificultad la sección de 14cm y aún se dispone de 16cm para enganchar la otra pieza. Lo habitual es que se dispongan 2 tornillos cruzados en las uniones más importantes como son las de vigas y pilares.

Otros tornillos que debemos tener en cuenta, y que también contarán con grandes dimensiones son los tornillos con taco utilizados para fijar un pérgola a la fachada de la vivienda o al suelo si estamos utilizando herrajes de sujeción al suelo (la alternativa consiste en el uso de una varilla roscada).

En algunas ocasiones se utilizan herrajes metálicos para las uniones de vigas, pilares y travesaños, en estos casos la tornillería utilizada será de tamaño muy inferior ya que su utilidad consiste en fijar el herraje y es éste el que soporta las cargas de la estructura. Se utilizan tornillos de inferior tamaño pero en un número muy superior.

  • Barniz protector de la madera – LASUR

El lasur es lo que comúnmente se conoce como barniz pero que en realidad no tiene nada que ver con los antiguos barnices protectores para exterior. Las actuales Lasures penetran en el poro de la madera dotándoles de una impermeabilización superior y un acabado estético muy natural con el color elegido.

  • Herramientas

Cuando  no se trabaja con las herramientas adecuadas, cortar madera de las secciones anteriormente descritas se puede convertir en un trabajo árduo. Para trabajar en las mejores condiciones recomendamos al menos disponer de:

  • Taladro (para los tornillos con taco que hay que fijar a la pared y al suelo)
  • Sierra de calar para cortar la madera
  • Brocha para aplicar el lasur

¿Cómo se construye una pérgola de madera? ¿Cuáles son los pasos a seguir?

  1. Marcamos los puntos de unión de la pérgola en el suelo y en la fachada de la casa (en el caso de que la pérgola se instale anexa a la vivienda). Estos puntos son los que nos permiten medir vigas y travesaños para asegurar posteriormente cortes correctos en la madera.
  2. Se colocan los pilares, vigas y travesaños sobre soportes adecuados para poder efectuar los cortes con seguridad. Antes de comenzar nos aseguramos de haber realizado correctamente las mediciones de cada una de las piezas.
  3. Una vez cortada la madera, aplicamos el lasur con el que conseguiremos el color definitivo de la pérgola y la protección necesaria.
  4. Montamos los pilares sobre los anclajes e instalamos las vigas de carga delanteras y traseras.
  5. Instalamos los travesaños que arman la estructura para dejarla completamente terminada. La separación de los travesaños más habitual es de entre 70 y 100 cm, lo habitual es una separación media de 75 cm a ejes pero lógicamente dependerá de la longitud de la viga de carga.

Este es un manual básico y es necesario que quien quiera hacerse su propia pérgola disponga de unos ciertos conocimientos de bricolaje y carpintería.

Desde PERGOMADERA podemos facilitar los materiales básicos necesarios para construir su pérgola, pero hay que tener siempre en cuenta que no estamos hablando de una pérgola en kit, hay que trabajarla bastante más, todos nuestros materiales los tenemos preparados para hacer instalaciones a medida y por tanto no están mecanizados como para montarse en kit.

Almacén de madera