viernes, diciembre 9, 2022
InicioMantenimiento de la maderaMaderas para exterior: tratamientos y especies recomendadas

Maderas para exterior: tratamientos y especies recomendadas

Cuando de maderas se trata, podemos encontrar fácilmente una gran variedad de ellas, pero no todas poseen las mismas características ni todas son adecuadas cuando buscamos decorar con madera o construir algo para nuestro jardín en este material tan duradero y tradicional. Aun así existen muchas maderas adecuadas para el exterior, las cuales serán ideales para todos tus proyectos al aire libre. Además, se trata de maderas que no suelen requerir un mantenimiento, lo que siempre está bien para proyectos de exterior a menudo asociados con el verano o las vacaciones, que no pueden recibir nuestra atención durante todo el año.

maderas para exteriores

Para dar con una buena madera de exterior debemos buscar especies de madera que sean resistentes a la humedad, así como a la acción de los insectos, los hongos o los dañinos efectos del tiempo, como la lluvia o los abrasivos rayos del sol. Que sea resistente es vital para que el proyecto sea un éxito, pues la madera puede llegar a tener múltiples usos en exteriores, como en suelos, estructuras de madera, zonas de piscina, patios y terrazas, porches, cubiertas y escaleras…y que sean estructuras o proyectos duraderos, y sobre todo seguros, es algo absolutamente fundamental.

 

Cómo saber si una madera es adecuada para el exterior

Cuando se trata de ambientes de exterior se hace necesario saber cuál es el tipo de madera más recomendado. Existen unas claves de uso de las maderas según su clasificación, que debemos conocer para poder saber si son adecuadas para exteriores o no. Para dar con la información debemos saber que, a mayor número, mayor durabilidad frente a las inclemencias del clima.

  • Clase 1 y 2: son usadas en la parte interna de las viviendas, puesto que presentan una humedad de menos del 20%.
  • Clase 3.1 y 3.2: pueden ser usadas perfectamente en el exterior de un espacio protegidas de la humedad.
  • Clase 4: pueden perfectamente instalarse en el suelo.
  • Clase 5: pueden entrar en contacto con el agua.

clasificación maderas de exterior

 

Tipos de maderas para exteriores más económicas

Existen varios tipos de maderas especialmente indicadas para la parte exterior de una casa, y conocer dichos tipos y sus características es el primer paso en la búsqueda de nuestro proyecto de exterior perfecto. Veamos algunas de las más importantes:

  • Madera de cedro. La madera de cedro es una madera ligera muy típica para exteriores que además es abundante, lo que permite que sea fácil de conseguir y bastante económica. Tiene un color rojizo bastante llamativo y es sumamente resistente al ataque de los insectos.

madera de cedro

 

  • Madera de composite. Este es un tipo de madera sintética derivada del reciclado de diversos elementos, tales como las resinas o las fibras de madera. Suele ser muy resistente, especialmente si se coloca en zonas de exterior, y es que no se agrieta fácilmente ni requiere de tratamientos especiales para su mantenimiento.

 

  • Madera de Ipé. La madera de Ipé es una madera fuerte y bastante estable, aunque es escasa, por lo que su precio suele ser algo elevado. Tiene un color marrón oscuro que, a medida que transcurre el tiempo, se torna un poco más oscuro, algo que debemos tener muy en cuenta para que ese paso del tiempo no arruine el estilo que buscamos. Se trata de una madera ideal para aquellos ambientes que tienen humedad, por lo que es buena para exteriores menos secos y en los que abunda menos el sol de manera permanente.

madera de ipé

 

Tipos de madera ideales para exterior menos económicas

 

  • Madera de Teca. Ampliamente utilizada durante años y ahora bastante escasa, la madera de Teca proviene de Indonesia y tienen unas cualidades realmente impresionantes a la par que llamativas, es por ello que son muchos los que la utilizan para toda clase de trabajos en zonas de exterior. Además, esta madera produce un aceite natural que hace que no precise el uso de selladores ni protectores añadidos. Como desventaja, se trata de una madera de un alto precio, que no se puede utilizar indiscriminadamente dada su escasez.

madera de teca

 

  • Madera de Cumarú o Teca brasileña. Esta madera recibe su nombre de las selvas de la Amazonía, que es donde se origina, y concretamente de Brasil, que es donde más predomina. Se trata de una madera muy bella que va adquiriendo cierto tono plateado con el paso del tiempo, lo que sin duda la hace única. Al igual que la madera de teca más común, la madera de teca brasileña posee un elevado precio, lo que limita mucho su uso a proyectos de altísima calidad y muy concretos. Con respecto a su durabilidad, es una madera que puede ser comparada con el acero y muy resistente a los insectos.

 

  • Madera de Iroko o Teca africana. Como su nombre indica, la madera de Iroko es una madera proveniente de África, de color marrón, que suele ser utilizada en diversos tipos de proyectos en el hogar. Es usada habitualmente para hacer barcos e incluso instrumentos musicales, y está considerada de una altísima calidad. Es sumamente resistente y menos llamativa a los ataques de los insectos.

 

Otros tipos de maderas adecuados para el exterior de la casa

Cuando necesitamos una madera que resista bien las condiciones climáticas del exterior y no queramos hacer una gran inversión como la que supone la madera de teca, podemos pensar también en otros tipos de madera capaces de adaptarse convenientemente a la intemperie y que proporcionen resistencia y durabilidad. Además, para aumentar las propiedades de la madera en zonas de exterior, siempre podemos aplicar ciertos tratamientos, lo que nos garantizará una mayor durabilidad y una mejor conservación con el paso del tiempo:

  • Madera Termotratada. Es un tratamiento térmico que se aplica a la madera, cuya temperatura suele oscilar entre los 190 °C y los 230°C. Para su correcta realización requiere la ausencia de oxígeno y de cualquier producto químico.
  • Carbonización. Es un tratamiento que puede aplicarse a las maderas con la finalidad de que puedan ser usadas en el exterior. La madera se prepara de la siguiente manera: se debe quemar la capa superficial para luego limpiar la superficie con suficiente agua y un adecuado cepillado. Una vez eliminada la capa quemada, se aplica una resina como conservante.
  • Autoclave. El autoclave es un tratamiento sencillo, pero con resultados realmente increíbles. Es una técnica que se realiza secando la madera mediante la utilización de tubos de vacío y la aplicación de sales de cobre, que permitirán que consigamos una madera realmente resistente y capaz de resistir con éxito su uso en el exterior.

Además existen otro tipo de tratamientos, más naturales, que también podemos utilizar para ampliar las propiedades de la madera en exteriores, como por ejemplo el aceite de teca, el aceite de linaza o el lasur, que es un compuesto elaborado a base de resinas.

aceite de linaza

Lo importante siempre, en cualquier caso, es que cuando se busque una madera de exterior se piense en el proyecto que se necesita y en el presupuesto, por lo que recurrir a los profesionales siempre será lo más recomendado para ver qué tipo de maderas deberíamos colocar o cuál podríamos adaptar o tratar para mejorar sus prestaciones y su vida útil.

Artículos relacionados

Más popular